Erupción Dentaria Dientes de Leche

La erupción dental es un proceso fisiológico que consiste en el movimiento que realiza un diente desde su posición inicial en el hueso maxilar hasta su posición final dentro de la armada bucal. Es un fenómeno de interés médico debido a que va asociado al desarrollo del niño y a su correcto crecimiento. Es importante mantener un seguimiento y control de la erupción debido a que es un factor a determinar para el tratamiento de ortodoncia, tratamientos de restauración dental entre otros. Por otro lado se debe destacar que la estructura dental se mantiene inalterable, siempre que se encuentre sana libre de lesiones cariosas, fracturas etc., se encuentra adaptada y en relación ideal con el resto de las estructuras vecinas dentro de la armada bucal y en correcta oclusión.

Tipos de dentición

  1. Dentición temporal: se inicia a los 8 meses de vida y culmina a los 12 años aproximadamente cuando existe un recambio total de las estructuras dentarias. Mientras en la misma armada existan estructuras temporales y estructuras definitivas se puede hablar de una dentición mixta.
  2. Dentición definitiva: Se inicia desde los 6 años aproximadamente acompañando al paciente a lo largo de su vida a menos de que por problemas dentarios la estructuras se pierdan, como por ejemplo por periodontitis, por traumatismo entre otras causas.

Cronología de la erupción temporal

Existe una regla sencilla que es “la regla de los cuatro”. Partiendo de un inicio a los 7-8 meses para la erupción de los incisivos centrales inferiores, las siguientes estructuras saldrán en intervalos de 4 meses.

  1. Incisivos centrales: 7-8 meses de vida.
  2. Incisivos laterales: 11 meses de vida
  3. Primer molar: 15 meses de vida
  4. Caninos: 19 meses de vida
  5. Segundo molar: 23-24 meses

Cronología de la erupción temporal

Cronología de la erupción definitiva

  1. Incisivos centrales inferiores: 6-7 años
  2. Incisivos centrales superiores: 7-8 años
  3. Incisivos laterales inferiores: 7-8 años
  4. Incisivos laterales superiores: 8-9 años
  5. Caninos superiores: 11-12 años
  6. Caninos inferiores: 9-10 años
  7. Premolares superiores: 10-12 años
  8. Primer  molar superior e inferior: 6-7 años
  9. Segundo molar superior e inferior: 11-13 años

Cronología de la erupción definitiva

Factores que alteran el proceso eruptivo

  1. Factores que aceleran la erupción dentaria:  Fiebre, enfermedades agudas, hipertiroidismo entre otras causas.
  2. Factores que retrasan la erupcion: Enfermedades crónicas,  enfermedades que modifique el proceso de calificación o de metabolismo del calcio, hipoparotidismo, enfermedades endorfinas como el hipotiroidismo, desnutrición entre otras causas.

Fases de la erupción dentaria

  1. Fase preruptiva: Tiene lugar dentro del hueso mandibular o maxilar, mientras madura el órgano del esmalte sin generar movimiento vertical, el folículo se va arrancando gradualmente. Una vez que la raíz ha empezado a formarse el diente comienza a moverse hacia el borde alveolar, da la sensación de que la formación de la raíz empuja al órgano dental hacia la encía.
  2. Fase eruptiva funcional o prefuncional: Esta etapa inicia cuando el borde inicial o la punta de las cúspides asoman a través de la encía esta fase es relativamente lenta, una vez erupcionado el tercio superior dental la erupción se realiza con mayor rapidez.
  3. Fase funcional: Esta fase se completa con el contacto dental con el diente antagonista, alcanzando su posición vertical final y estable funcionalmente, es una fase de equilibrio dinámico,  intervienen muchos factores como la erupción correcta de los dientes vecinos, fuerzas masticatorias. Desde los 13 a los 8 años aproximadamente se aprecia un proceso de erupción activa donde se van estabilizando las fuerzas oclusales,  los dientes “crecen” unos  3 mm en vertical coincidiendo con el brote de crecimiento puberal, de igual manera se estabiliza el hueso circundante a la raíz estabilizando la estructura dental. Es importante destacar que el potencial adoptivo de los dientes no se agota con la edad, es decir, si la estabilidad se ve afectada, bien sea por la ausencia del antagonista, desgastes, movimientos hacia vestibular etc. el diente continúa erupcionando buscando alcanzar nuevamente esta estabilidad.

Síntomas de la erupción dentaria

  1. Inflamación y enrojecimiento de las encías
  2. Irritabilidad por zonas adoloridas
  3. Babeo frecuente
  4. Necesidad de llevar objetos a la boca para aliviar zonas irritadas. Podemos ayudarnos de juguetes mordeduras, objetos fríos, homeopatía etc.

Es muy importante conocer y controlar la erupción dentaria de nuestros niños para hacer poder corregir a tiempo cualquier anomalía que se presente, es por esto que las consultas cada año con nuestros especialistas son vitales.