Lamparas de Polimerizacion

Las lámparas de fotopolimerización o fotocurado son una herramienta ampliamente usada en la odontología moderna, se utilizan para endurecer (polimerizar) materiales restauradores tras sufrir un proceso de foto activación y como agentes aceleradores en blanqueamientos dentales.

En el mercado la variabilidad de modelos es amplia y varían en función a la potencia y longitud de luz, características físicas propias del producto, si es inalámbrica o no, su peso entre otras más, la idea de este artículo es resumir un poco todo lo inherente a las lámparas para ofrecer una herramienta útil a la hora de seleccionar una lámpara de fotocurado en el mercado. Las características que son importantes de analizar son:

  • Potencia de salida
  • Diámetro de las guías
  • Cantidad de calor emitida
  • Características físicas (peso, batería, tiempo de trabajo, modos que ofrece: rampa, intermitente, constante, etc.):
    • Temporizador: tiempos pre-programados oscilan entre los 5 seg. 40 seg.
    • Programas: Diferentes potencias y tiempos dependiendo de la actividad que se esté realizando.
    • Fuentes de ventilación: Según lo requiera el equipo

Es importante tener en cuenta que según estudios se establece como rango mínimo 1.000 nWcm2 para lograr endurecer o polimerizar durante 10 segundos composites de grosores de 2 mm. En restauraciones indirectas, esto planteado por Ivoclar Vivadent. Por otro lado, para restauraciones directas donde el haz de luz no deba de sobrepasar estructura dental más material restaurador con una potencia de 400 nWcm2 es suficiente lograr polimerizar composites de un grosor aproximado de 2 mm.  Con esto lo que queremos concluir que dependerá de las necesidades de tu clínica dental las características que más te aporten beneficios teniendo en cuenta también el costo de las lámparas.

Básicamente podríamos dividir a las lámparas de fotocurado en:

  • Lámparas halógenas – Luz incandescente –  convencionales: 360 a 500 nm.  Y de alta potencia: superior a 500 nm.:

Son lámparas de cuarzo de tungsteno, en este tipo de lámparas la luz es emitida por un filamento generando una luz blanca que pasa a través de un filtro transformando la luz en una luz azul capaz de activar las canforoquinonas de los materiales odontológicos. De este proceso se genera la liberación de calor producto del 95% de la luz que son rayos infrarrojos, es por esto que traen incorporado a su estructura un ventilador mecánico para disipar el calor.  Para la mayoría de los composites o resinas compuestas su fotoactivador es la canforoquinona cuyo pico de excitación ronda lo 460nm. Por lo que estas lámparas trabajan los composites sin problemas

  • Lámparas de arco de plasma – Luz de arco o xenón – 460 a 480 nm.:

El plasma es básicamente materia gaseosa altamente ionizada. La luz se genera mediante una descarga eléctrica en forma de arco voltaico entre dos electrodos de tungsteno, el gas xenón que se encuentra en este arco evitará la evaporación de los electrodos y tras este proceso no se produce liberación de calor lo cual es una de sus ventajas. La intensidad de la luz puede ser el doble o el triple de la luz halógena convencional, sin embargo, debido a esta potencia la contracción que se generan en las resinas compuestas o composites es también mayor por lo que no han tenido tan buenos resultados clínicos.

  • Lámparas de polimerización laser – Luz de argón o de diodos – 488 a 904 nm. L: Light A: Amplification S: Stimulated E: Emision R: Radiation:

Su característica principal es el tipo de fotón producido, permanece constante en la misma frecuencia generando una mayor potencia y áreas más concentradas y más pequeñas, entre sus ventajas destaja la baja producción de rayos infrarrojos traducido en menor calor. Su efecto sobre la polimerización correcta de los composites es hoy en día cuestionable ya que su potencia se encuentra por encima del pico de excitación de las canforoquinonas.

  • Lámparas de fotocurado LED. – Luz emisión de diodos – 450 a 480 nm. – L: Light E: Emitting D: Diode:

La luz en estos casos es emitida a través de un diodo que no es más que un semiconductor que facilita el paso de luz en un sentido, desde el ánodo hasta el cátodo y lo dificulta en sentido contrario. Dentro de sus ventajas se encuentra que no requieren ningún tipo de sistema de refrigeración en su estructura debido a que no liberan calor en la producción de la luz, haciéndolas también más silenciosas. La duración del diodo que produce la luz ronda las 10.000 horas útiles convirtiéndolas en lámparas altamente funcionales, las diversas marcas comerciales las plantean con baterías inalámbricas y recargables facilitando su uso clínico. La potencia oscila entre los 800 y 1.400nWcm2 y debido a esto los fabricantes aseguran que proporcionan una mejor polimerización de las resinas compuestas o composites ya que hay una mayor potencia en menor tiempo y con menos exposición lumínica, es un punto importante en restauraciones profundas, subgingivales, indirectas etc. Otra ventaja es que logra su potencia máxima de manera gradual durante los primeros 5-10 seg. Dependiendo del fabricante disminuyendo la contracción por polimerización.  Suelen ser equipos ergonómicos. Como deficiencia esta que su potencia frecuente ronda los 460 nm. Muy cercano a la activación de la canforoquinona activándola con mayor seguridad, sin embargo, si el fotoactivador no es la canforoquinona y su pico de excitación está por encima o por debajo de la potencia de estas lámparas la polimerización del material será pobre o nula.

Mejores lámparas la polimerización del mercado

Debido a las mejoras significativas en cuanto a la tecnología L.E.D el mercado de las lámparas se encuentra priorizado por este tipo de sistemas, razón por lo cual nos centramos en ellos. Te invitamos a entrar a nuestra web en cada una de las diversas lámparas se encuentran todas sus especificaciones siempre partiendo de puntos en común por ser sistemas L.E.D

 

Si deseas recibir Ofertas y Noticias de interés Suscríbete

María Teresa Jiménez Díaz

Dentpro – tu Depósito Dental